Copenhague exhibe obras de artistas berlineses

COPENHAGUE. El negocio de las galerías de arte de la capital danesa alimenta su ambición con ingredientes de la escena artística internacional, especialmente con autores alemanes , como hace la galeria Mikael Andersen de Copenhague.

Se intenta fortalecer la actitud abierta al exterior, de un modo bien meditado, para nutrir no solo la relación cultural sino la comercial.

La mencionada galería acaba de clausurar una exposición con obras de un artista berlinés, Fritz Bornstück. Ambos contestaban positivamente a Spadansk hace unos meses, a propósito de estas pinturas. Se está viendo últimamente, más que en otras ocasiones, que la colaboración entre diseñadores daneses y alemanes se ha vuelto muy atractiva. Por qué no deberia serlo, cuando esta combinación puede ayudar a ganar dinero y a proyectarse al mundo desde la llamada capital del diseño europeo?

Si llegué a esa conclusión, fue gracias a leer los interesantes correos de Gunnar L., periodista berlinés, quien después de trabajar como periodista de Economía, se volcó al tema del Arte – últimamente sus notas desde Berlín traían referencias a Copenhague -.

Casualmente ayer paseaba por la plaza Kongens Nytorv y me encontré ante el portal de la Cámara de Comercio daneso-alemana. Esta plaza es sobre todo un lugar de cuento, en invierno se llena de avezados patinadores con gorros de lana, libres a su ritmo, sobre la pista de hielo y todo el año, respirando también a su modo, aparecen el puerto y el viejo Teatro Real; nada de esta plaza puede decepcionar a los turistas. Es así siempre, los barcos junto al muelle esperan su turno: la libertad del mar. Incluso si se anima la gente, se puede navegar hasta la vieja fortaleza de Trekoner, desde la que escribí este artículo hace un tiempo, cuando el escenógrafo de la ópera “Lost souls in Trekoner Island”, colaborador de Figura Ensemble, me concedió una entrevista.

Y en la reunión de esta semana con otro de los integrantes de Figura Ensemble, Peter Bruun, se hablaba de un artista, por cierto, bien reconocido tanto en Dinamarca como en Alemania, Jordi Savall.

En ambos países ha recibido premios – prueba de que ha sabido fortalecer esta relación cultural y comercial, además de mantener intacta la belleza de su música.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s